Nerf es diversión asegurada para todos

Tan solo tienes que elegir con cuál te quieres divertir

¿Buscas una Nerf, pero te sientes un poco perdido entre tantas opciones?

¿O quizás buscas una Nerf diferente?

Entonces, estás en el sitio adecuado.

Me encantan las Nerf, pero hay tantas y tan chulas que elegir se hace difícil. Viendo las Nerf que suele haber en las jugueterías, nadie diría que su catálogo sobrepasa, con creces, las 150 armas en España y las 250 en EE.UU. Vamos, que perfectamente se podría abrir una gran tienda solo de Nerfs.

Líneas de Nerfs

Afortunadamente, este gran arsenal está distribuido en diferentes líneas, cada una con sus particulares características. Las más destacadas son:

Nerf Rival: las más potentes. Disparan bolas a una velocidad media de 100 km/h. Aptas para los mayores de 14 años.

Nerf Fortnite: aquí encontrarás réplicas casi exactas de las populares armas del videojuego.

Nerf Elite: la línea con más armas. Encontrarás de todo.

Nerf Modulus: las Nerf más modificables. Pon y quita piezas a tu gusto para tener un arma distinta cada vez.

Nerf Mega: las Nerf más grandes, al igual que sus dardos, los cuales silban en el aire.

Nerf Ultra: las Nerfs que lanzan los dardos más lejos. 

Nerf Halo: aquí encontrarás réplicas de algunas de las armas del famoso videojuego “Halo”. 

Nerf Zombie Strike: las mejores Nerf para matar zombies.

Nerf Rebelle: las Nerf pensadas para las chicas.

Nerf Laser Ops Pro: la únicas Nerf que no disparan dardos, sino rayos infrarrojos.

Nerf Super Soaker: las pistolas de agua de Nerf para pasárselo en grande cuando el calor aprieta.

Chico con Modulus Regulator

Tipos de Nerfs

Como has visto, hay diferentes líneas de Nerf, pero ahí no acaba la cosa. Dentro de cada una de ellas, encontramos diferentes tipos de Nerf:

Pistolas: las más compactas y sencillas en cuanto a mecanismo de disparo y capacidad de almacenamiento.

Francotiradores: las más largas y precisas.

Escopetas: suelen ser Nerfs de tamaño medio que, generalmente, disponen de un tambor o de una recámara, aunque algunas cuentan con varios cañones. 

Rifles: armas semiautomáticas (solo hay que apretar el gatillo para disparar) con diferentes modos de disparo.

Ametralladoras: Nerfs que disparan los dardos automáticamente manteniendo apretado el gatillo. Sus tambores tienen gran capacidad.

Minigun: las Nerf automáticas más grandes, con mayor capacidad de almacenamiento (entre 50 y 200 proyectiles) y con mejor cadencia de tiro (entre 3 y 8 proyectiles por segundo).   

Arcos: muy parecidos a los de verdad. Algunos disparan flechas con punta de gomaespuma y, otros, dardos.

Ballestas: son casi como las pistolas, pero con forma de ballesta.

De todas formas, ten en cuenta que también hay armas híbridas, las cuales combinan características de distintos tipos.

Chico con Delta Trooper

Accesorios

Las Nerf siempre traen todo lo necesario para empezar a jugar con ellas en cuanto abras la caja.

Sin embargo, dependiendo de a lo que juegues, es probable que, en algún momento, necesites completar tu Nerf con alguno de sus populares accesorios: chalecos, cargadores, dardos, bolas, dianas, miras, gafas, máscaras faciales, etc.

Diana electrónica Nerf

La breve historia del porqué

Tengo que reconocer que yo tampoco fui consciente de todas las Nerfs que había hasta que un día le quise regalar a mi hijo una Nerf distinta a las que solía encontrar en la mayoría de jugueterías.

Fue, entonces, cuando se me ocurrió mirar en Internet. Ese día, se abrió un mundo nuevo ante mí. Descubrí Nerfs que no había visto nunca, algunas que ni tan siquiera pensé que pudieran existir.

Cuanto más miraba, más encontraba. Y cuanto más encontraba, más Nerfs quería comprar. Era como un niño con el catálogo de juguetes de Navidad de El Corte Inglés en sus manos.

Yo sé que a mi hijo no le hubiera importado que ese día se me hubiera ido la olla y hubiese comprado 10 Nerfs. A mi mujer, sí, la verdad. Finalmente, apliqué un poco de cordura y solo compré dos. Sí, lo reconozco, no me pude resistir 😉 

La verdad es que me llevó mucho tiempo elegir. Cuando parecía que ya había encontrado una, era demasiado grande para mi hijo. Luego, encontré otra, pero si no ponías bien los dardos, tendía a atascarse y mi hijo con lo bruto que es a veces…; otra era para mayores de 14 años y así unas cuantas más.

En fin, yo creo que me llevó al menos una horita encontrar alguna que me encajara totalmente.

Entonces, fue cuando empecé a pensar en todos esos padres que habían pasado por lo mismo que yo. Y en todos esos que, antes o después, iban a pasar también por lo mismo.

Y ¡ojo! No sólo los padres, que también los hay mayores que no son padres que han sucumbido a los encantos de las Nerfs.  Pues bien, pensando en personas como tú y como yo, he creado Nerfmania.

¿La idea? Ayudarte a elegir rápido y bien la Nerf (o Nerfs, no nos engañemos) que mejor se ajusta a tus preferencias, necesidades y presupuesto. Y me da igual que sea para ti o para regalar.

Te ahorrarás mucho tiempo y frustraciones en el proceso de búsqueda. Aparte de que, seguramente, descubrirás Nerfs que quizás no descubrirías de otra forma. Y, eso, ¡mola!

¿Qué más se puede pedir?

Simplemente, que disfrutes de tu elección.

Pero, eso solo depende de ti porque, con Nerf®, la diversión está asegurada.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 3 Promedio: 5)
Hombre 1

Me llamo Daniel y me encantan las Nerfs. Con Nerfmania quiero ayudarte a elegir rápido y bien la mejor Nerf para ti o para regalar. Una que se ajuste a  tus preferencias, necesidades y presupuesto.